Nuestras recetas

Un amplio recetario seleccionado cuidadosamente en base a criterios de alimentación sana y equilibrada

Revuelto de guisantes con langostinos

Revuelto de guisantes con langostinos

Ingredientes

Raciones: 1 persona

  • 5 g Aceite de oliva
  • 5 g Ajo
  • 10 g Caldo de pescado
  • 40 g Cebolla
  • 80 g Guisante
  • 5 g Harina
  • 60 g Huevo
  • 30 g Langostino
  • 50 g Patata
  • 0.5 g Sal

Instrucciones

Poner en una cazuela el agua, la sal y la pastilla de caldo. Cuando empiece a hervir se le incorpora los guisantes y las patatas peladas y picadas en tacos, se deja cocer unos 15 minutos. En una sartén poner el aceite y cuando este templada se le incorpora, la cebolla picada muy fina y el ajo. Se dora, luego se le agregan los langostinos pelados, partidos por la mitad y las cabezas. Se doran un poco y a continuación se le echa la harina, se sofríe un poco y se le añade el vino blanco. Se deja reducir un poco y se echan los guisantes, las patatas y se le da unas vueltas. Se le añade el caldo de los guisantes, se dejan reducir y a continuación le añaden los huevos. Se mezcla bien y cuando el huevo este un poco hecho estará listo para servir.

Los guisantes son una buena fuente de fibra, que ayuda a reducir el nivel de colesterol y a mejorar el tránsito intestinal. También aportan proteínas, siendo interesantes en la dieta de vegetarianos. Destaca su contenido en vitamina B1 o tiamina, que es muy importante para el sueño, el estado de ánimo y el apetito. Por su parte, los langostinos, ricos en proteínas suponen un importante aporte de yodo, imprescindible para la síntesis de las hormonas tiroideas. Su contenido en colesterol y en purinas es elevado por lo que no son aconsejables para personas que siguen una dieta baja en ácido úrico.