Nuestras recetas

Un amplio recetario seleccionado cuidadosamente en base a criterios de alimentación sana y equilibrada

Guiso de conejo con arroz

Guiso de conejo con arroz

Información nutricional:

Kcal: 587,2
Proteínas: 36,9%
Hidratos de carbono: 18%
Lípidos: 45%

Ingredientes

  • 150 g conejo
  • 1/2 vaso (150 mL) caldo carne
  • 50 mL vino blanco
  • 50 g salsa tomate
  • 50 g arroz
  • 40 g cebolla
  • 25 g pimiento rojo
  • 25 g pimiento verde
  • 25 g zanahoria
  • 1 diente (5g) ajo

Instrucciones

Tiempo preparación: De 40 a 50 minutos

Cortar el conejo en trozos, salpimentar y freír para dorar. Reservar. En una cacerola con aceite rehogar la cebolla, los pimientos y el ajo. Añadirle el conejo y el vino blanco dejando reducir el alcohol unos instantes. Añadir la salsa de tomate y cubrir con caldo. Dejar cocer suavemente hasta que esté tierno. Acompañar de arroz blanco al horno.

Ventajas:
Por su composición está recomendado en caso de seguir dietas bajas en grasa y colesterol, en caso de trastornos cardiovasculares. Al ser una carne blanca, su contenido en ácido úrico es menor en comparación con las carnes rojas, lo que la convierte en una carne apta para personas con hiperuricemia o gota. Es magra y blanda, por lo que resulta fácil de masticar. Contiene proteínas de buena calidad en cantidades similares al resto de carnes. En cuanto a los minerales, destaca sobre el resto de carnes por su elevado contenido en potasio, fósforo y calcio. Además, el aporte de sodio es moderado, por lo tanto su consumo es adecuado en casos de hipertensión. La carne de conejo presenta vitaminas del grupo B, especialmente B3 (niacina) y B12 (cobalamina).

Inconvenientes:
Debido la abundancia de fibras musculares el conejo es una carne más difícil de digerir, y esto lo pueden notar las personas que sufren de estómago delicado.