Nuestras recetas

Un amplio recetario seleccionado cuidadosamente en base a criterios de alimentación sana y equilibrada

Costilla de cerdo y tomates asados

Costilla de cerdo y tomates asados

Información nutricional:

Kcal: 380,1
Proteínas: 23%
Hidratos de carbono: 22,3%
Lípidos: 54,7%

Ingredientes

  • 150 g costilla cerdo
  • 80 g patata
  • 60 g tomate
  • 50 mL vino blanco
  • 1 diente (5g) ajo
  • 1 cucharada (10mL) aceite oliva
  • pimienta
  • sal al gusto

Instrucciones

Tiempo preparación: De 30 a 40 minutos

Cortar y salpimentar la costilla, asarla al horno a 180ºC, regando con vino. Acompañar de un tomate asado también en el horno y patatas fritas en dados.

Ventajas:
La carne de cerdo contiene todas las sustancias minerales esenciales para el organismo (excepto calcio). Destaca el su aporte de hierro hemo, facilmente absorbible. La carne de cerdo no aporta vitaminas liposolubles, fuera de las vísceras como el hígado, rico en vitamina A y D. Sí contiene vitaminas del complejo B, excepto el ácido fólico.
El principal beneficio del tomate radica en su contenido en licopeno (responsable de su coloración, que va de amarillo a rojo). El licopeno posee excelentes propiedades antioxidantes que protegen las células de la acción de los radicales libres (principales causantes en el envejecimiento celular, enfermedades cardiovasculares y cáncer). Además contiene potasio, magnesio y fibra; y vitaminas del grupo B y vitamina C.

Inconvenientes:
El cerdo se digiere con bastante más dificultad que otras carnes, siendo su consumo poco adecuado para niños y personas mayores. Tampoco se aconseja para hipertensos y para personas con exceso de colesterol. Por su elevado índice de grasa se aconseja un consumo prudente y medido.