Nuestras recetas

Un amplio recetario seleccionado cuidadosamente en base a criterios de alimentación sana y equilibrada

Conejo en pepitoria

Conejo en pepitoria

Información nutricional:

Kcal: 666,1
Proteínas: 32%
Hidratos de carbono: 17,7%
Lípidos: 50,3%

Ingredientes

  • 150 g conejo
  • 1 (100g) patata
  • 1/2 vaso (100 mL) caldo pollo
  • 50 mL vino blanco
  • 25 g cebolla
  • 25 g huevo cocido
  • 10 g almendras
  • 1 cucharada sopera (10mL) aceite oliva
  • 5 g harina
  • colorante alimentario
  • pimienta
  • laurel
  • sal al gusto

Instrucciones

Tiempo preparación: De 30 a 40 minutos

Trocear el conejo. Salpimentar. Pasar por harina y freír hasta dorar. Aparte en una olla sofreír en aceite la cebolla picada, dejando pochar sin que tome color. Añadimos el conejo y mojamos con vino blanco y dejar reducir para a continuación añadir el caldo de carne hasta que cubra y dejamos cocer hasta que esté tierno. Poner el laurel. Las patatas las cortamos en dados grandes y les damos un frito exterior y luego las dejamos cocer con el conejo unos minutos. Con las almendras tostadas y la yema de huevo cocido se hace un majado que se añade a la salsa. Dar un poco de color amarillo ligero con el colorante.

Ventajas:
Por su composición está recomendado en caso de seguir dietas bajas en grasa y colesterol y en caso de trastornos cardiovasculares. Al ser una carne blanca, su contenido en ácido úrico es menor en comparación con las carnes rojas, lo que la convierte en una carne apta para personas con hiperuricemia o gota. Es magra y blanda, por lo que resulta fácil de masticar. Contiene proteínas de buena calidad en cantidades similares al resto de carnes. En cuanto a los minerales, destaca sobre el resto de carnes por su elevado contenido en potasio, fósforo y calcio. Además, el aporte de sodio es moderado, por lo tanto su consumo es adecuado en casos de hipertensión. La carne de conejo presenta vitaminas del grupo B, especialmente B3 (niacina) y B12 (cobalamina).