Nuestras recetas

Un amplio recetario seleccionado cuidadosamente en base a criterios de alimentación sana y equilibrada

Callos a la gallega

Callos a la gallega

Ingredientes

Raciones: 1 persona

  • 5 g Aceite de oliva
  • 3 g Ajo
  • 180 g Callos de ternera
  • 5 g Cebolla
  • 15 g Chorizo
  • 1 g Clavo
  • 1 g Comino
  • 85 g Garbanzo
  • 5 g Harina
  • 50 g Mano de cerdo
  • 1 g Perejil

Instrucciones

Lavar bien los callos con agua fría y caliente, al mismo tiempo que se frotan estos con vinagre. Ponerlos seguidamente a cocer ya troceados con la mano de ternera. Cuando hierve el primer agua debemos quitarla y ponemos una nueva, añadiremos las cebollas con un clavo cada una, sal, el perejil, la guindilla y el tocino. En un caldero aparte, se cuecen los garbanzos y se añaden a los callos cuando estén cocidos aproximadamente a las dos horas. Antes de terminar la cocción se hace en una sartén con aceite un sofrito de cebolla pimentón y harina tostada. Agregar un poco de caldo de los callos y dejar que cueza un poco, vertiéndolos después encima de la olla de los callos, junto a el chorizo y los cominos. Dejar todo al fuego unos minutos mas para tener a punto los callos a la gallega, cuya característica es la de llevar garbanzos

Este plato típico gallego se elabora como un guiso que va acompañado de garbanzos, chorizo y tocino principalmente. Los callos de ternera son un alimento rico en vitamina B5, que es necesaria para la asimilación de carbohidratos, proteínas y grasas, indispensables para la vida celular. Su alto contenido en hierro, hace que los callos de ternera ayuden a evitar la anemia por falta de hierro. Por otro lado los garbanzos aportan gran cantidad de proteínas, casi tanto como la carne, y también de hidratos de carbono, lo que los hace ser muy energéticos.