Nuestras recetas

Un amplio recetario seleccionado cuidadosamente en base a criterios de alimentación sana y equilibrada

Repollo rehogado con jamón

Repollo rehogado con jamón

Ingredientes

Raciones: 1 persona

  • 5 g Aceite de oliva
  • 5 g Ajo
  • 25 g Jamón serrano
  • 15 g Leche desnatada
  • 0.5 g Pimentón dulce
  • 125 g Repollo
  • 0.5 g Sal

Instrucciones

Se lava el repollo y se corta en juliana. Se pone a cocer con un poco de agua más la leche, el aceite y la sal hasta que esté tierno. Se escurre y se reserva. En una sartén se pone la cucharada de aceite, se rehoga el jamón y los ajos picaditos, antes de que empicen a tomar color se incorpora el repollo, se le da unas vueltas y se añade el pimentón, se rehoga un poco más y se sirve caliente.

El repollo es rico en agua, lo que hace que tenga un bajo contenido calórico, por lo que es adecuado para incluir en dietas de adelgazamiento. Además aporta fibra que ayuda a regular el tránsito intestinal. El repollo es rico en potasio, éste es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal. Es además rico en azufre, fundamental para la piel y las articulaciones, ayuda a combatir las infecciones pectorales y es un potente antibacteriano. Contiene, además, ácido fólico, vitamina C, y betacaroteno.