Nuestras recetas

Un amplio recetario seleccionado cuidadosamente en base a criterios de alimentación sana y equilibrada

Lubina en blanco

Lubina en blanco

Ingredientes

Raciones: 1 persona

  • 15 g Aceite de oliva
  • 50 g Cebolla
  • 200 g Lubina
  • 150 g Patata
  • 0.5 g Sal

Instrucciones

Cocemos las patatas junto con la cebolla y la sal. Justo cinco min antes de que la patata esté en su punto, echamos a la cazuela la lubina. Esperamos ese tiempo, apagamos, escurrimos parcialmente y echamos aceite de oliva antes de servir.

La lubina habita en el Atlántico y el Mediterráneo. Es uno de los pescados con menor contenido en grasa, por ello esta sencilla forma de prepararlo es idónea para dietas hipocalóricas y además permite apreciar mejor la finura de su carne. Aporta ácidos grasos omega 3, que contribuyen a la prevención de las enfermedades cardiovasculares. Las vitaminas del grupo B son las más significativas en la composición de las lubinas, en concreto la B12. Los minerales en mayor cantidad son el potasio, fósforo, hierro, sodio y magnesio. Se trata de componentes que intervienen en la regulación del sistema nervioso, la actividad muscular, el equilibrio de agua en la célula, formación de huesos y dientes, procesos de obtención de energía y sistema digestivo.