Nuestras recetas

Un amplio recetario seleccionado cuidadosamente en base a criterios de alimentación sana y equilibrada

Espinacas con queso y nueces

Espinacas con queso y nueces

Información nutricional:

Kcal: 467,7
Proteínas: 27,2%
Hidratos de carbono: 13%
Lípidos: 59,8%

Ingredientes

  • 150 g espinacas
  • 1/2 vaso (100mL) leche desnatada
  • 50 g queso fundir
  • 10 g queso rallado
  • 15 g nueces peladas
  • 6 g harina
  • 1 cucharada (6mL) aceite oliva
  • nuez moscada
  • pimienta blanca
  • sal al gusto

Instrucciones

Tiempo preparación: De 20 a 30 minutos

Limpiar y cocer las espinacas de forma tradicional. Escurrir y reservar. Preparar una bechamel: calentar el aceite, añadir la harina y remover, añadir la leche caliente y dejar que hierva deshaciendo posibles grumos. Añadir el queso a la bechamel para que se funda y a continuación las espinacas. Mezclar bien y agregar las nueces. Servir espolvoreado de queso rallado.

Ventajas:
Las espinacas son una fuente importante de minerales como el magnesio, potasio, calcio, fósforo y sodio. Contienen importantes cantidades de ácido fólico, y de betacarotenos, precursores de la vitamina A, que actúan contra el envejecemento celular. También son ricas en vitamina C y E, de acción antioxidante, y vitaminas del grupo B. Además, apenas contienen grasas. Son una de las hortalizas con mayor nivel de proteínas y la proporción de fibra es considerable.

Inconvenientes:
El hierro de origen animal se absorbe más fácilmente que el presente en los vegetales. Por tanto, para un buen aporte de hierro es necesario el consumo de alimentos de origen animal.